Es posible que, recientemente, hayas escuchado mucho más sobre autos híbridos en México. Se trata de una tendencia que tiene ya muchos años en Estados Unidos y Europa, pero que apenas está permeando en nuestro país. Y es que hace algunos años sólo había un par de opciones disponibles en México, pero eso —afortunadamente— cambió en los dos últimos años. 

 

 

Buena noticia para México: Ioniq, el nuevo auto híbrido de la coreana Hyundai, se venderá en nuestro país. Y como amantes de los autos y la tecnología, aquí te decimos cinco razones por las cuales debes considerarlo, si vas a comprar o cambiar de automóvil próximamente.

 

1.- Potencia y eficiencia 

 

Hay que dejar una cosa clara: tecnológicamente hablando, Hyundai Ioniq es un vehículo híbrido único. Su desarrollo le permite ser el primer auto en ofrecer tres configuraciones en una misma carrocería, sin sacrificar potencia o eficiencia en el consumo de gasolina:

– Eléctrico puro: para arranque y baja velocidad.

– Gasolina-eléctrico: acelerando y en caminos cuesta arriba.

– Sólo gasolina: para velocidad constante media y alta.

 

¿La fórmula? Sencillo, su sistema híbrido combina un motor de gasolina, un motor eléctrico y una batería de polímero de iones de litio. ¿El resultado? Un vehículo capaz de proveer una buena experiencia al volante, que puede llegar a sentirse deportivo y dinámico, pero sin perder su esencia ecológica al mantener muy abajo los niveles de consumo de combustible.

 

Y para aumentar la sensación deportiva, Ioniq se aleja de las Transmisiones Continuamente Variables (CVT), presentes en la mayoría de los vehículos híbridos en el mercado, para acoplar una caja de doble embrague de 6 velocidades. Este tipo de transmisiones hace los cambios más rápido y prácticamente de forma imperceptible cuando se maneja de forma tranquila, y cuando llevas el acelerador a fondo, es mucho más responsiva y agresiva al otorgar más torque cuando necesitas potencia, pues hay menos pérdida de revoluciones en el motor.  

 

2.- Diseño inteligente

 

Hoy por hoy, uno de los puntos más importantes —y más difíciles de lograr cuando se lanza cualquier producto— es la innovación. En ese sentido, Hyundai Ioniq tiene puntos a favor tanto en su exterior como en su interior. Incluso se podría decir que cuenta con uno de los mejores diseños del segmento de los híbridos, en el que —por alguna razón— siempre hay autos que se alejan mucho de lo convencional, como el Prius, cuyo diseño es polémico.

 

Hay tres aspectos del diseño que vale la pena resaltar:

1.- Su coeficiente de resistencia al aire es 0.24, de lo más bajos del mercado, donde la media ronda entre 0.25 y 0.40.

2.- Combina acero de alta resistencia y aluminio para alcanzar niveles sin precedentes de rigidez estructural, a la vez que mantiene su bajo peso.

3.- Su parrilla abre y cierra automáticamente dependiendo de las necesidades de enfriamiento del motor, lo que ayuda sustancialmente a mejorar la aerodinámica.

 

La combinación de estos tres puntos da como resultado que estés al volante de un vehículo muy sólido, ligero y estable, lo que se traduce en ahorro de combustible, mayor seguridad para los pasajeros y una experiencia de manejo cómoda.

 

 

3.- Tecnología 

Adentro, la cabina está diseñada para ser de uso intuitivo y, de este modo, provocar menos distracciones. Un claro ejemplo de ello es su tipo de conectividad: pantalla LCD de 7 pulgadas, la cual cuenta con un sistema propio de infoentretenimiento, pero también es compatible con Android Auto y Apple Car Play, sistemas a los que estamos más acostumbrados porque son los que están en nuestros teléfonos inteligentes.

 

Aquí, la cereza en el pastel está en el cargador inalámbrico para tu celular, que es compatible con teléfonos como los Samsung Galaxy Note 8 y los Galaxy S7, S8 y S8+; y los recién presentados iPhone 8, 8 Plus y iPhone X.

 

Pero lo más importante en un auto híbrido está en su panel de instrumentos. Ahí podemos ver el comportamiento del motor, la carga de la batería y los momentos en los que sólo usamos el motor eléctrico —sin consumir una sola gota de gasolina— y el modo de conducción. Todo esto está presente en el clúster digital de Ioniq.
 

4.- Espacio

 

A pesar de que cuenta con un aspecto más deportivo, Hyundai Ioniq es un auto que, en su interior, esconde muy buen espacio. Gracias a su amplia carrocería, el espacio entre las filas es amplio y su cajuela ofrece hasta 750 litros de capacidad. Con esto, se convierte en un vehículo incluso familiar, con un diseño limpio y buenos acabados.

 

En cuanto a seguridad, está posicionado con la máxima puntuación en pruebas de choque. Así, cuenta con un gran número de elementos, tanto activos como pasivos, para la seguridad de cada uno de los pasajeros.

 

5.- Motor y eficiencia

Tanto los elementos de diseño exterior antes mencionados como el acoplamiento de sus dos motores, hacen de Ioniq uno de los autos híbridos líder en la industria en términos de aerodinámica. Pero ¿cómo funciona?

 

Para entender su sistema híbrido, es necesario hablar de los elementos clave que lo componen:

1.- Su motor principal, el de gasolina, es un Kappa 1.6 GDi de ciclo Atkinson con 104 caballos de fuerza.

2.- Este propulsor principal se complementa con uno eléctrico de imán permanente y de alta eficiencia que agrega 43 caballos de fuerza.

3.- El motor eléctrico se alimenta de una batería de polímero de iones de litio con capacidad de 240V. Es importante destacar que, actualmente, esta batería cuenta con una mejor eficiencia de carga-descarga y una mejor emisión de energía si lo comparamos con las baterías de otros vehículos híbridos que están en el mercado.

4.- Como ya lo mencionamos antes, su transmisión de doble embrague ofrece una respuesta rápida y casi imperceptible, es muy eficiente y, cuando se requiere, brinda un manejo dinámico y divertido.

 

Ahora, ¿cómo funciona el sistema en el día a día? Cuando arrancas y vas a muy baja velocidad, Hyundai Ioniq sólo usará el motor eléctrico. Imagínate en localidades como la Ciudad de México, donde en muchos momentos vas "a vuelta de rueda"; bien, en esos trayectos tu consumo de gasolina será nulo. 

 

Pero si Ioniq detecta que vas cuesta arriba o necesitas más potencia, entonces el motor de gasolina se enciende automáticamente y trabaja en conjunto con el eléctrico. De hecho, el soporte del motor eléctrico se mantiene hasta que llegas o superas los 120 km/h.

 

Finalmente, en las bajadas o cuando dejas de acelerar, el motor de gasolina se apaga nuevamente y, de forma inteligente, a través de los frenos, Ioniq captura la energía cinética a que se genera y la convierte en energía eléctrica para recargar la batería. De esta forma, en la mayoría de los momentos en los que estás al volante, tienes asistencia del motor eléctrico, recuperas energía gastada de sus baterías, usas muy poca gasolina y contaminas mucho menos. Esto se traduce en un manejo mucho más ecológico y puedes recorrer muchos más kilómetros con un solo tanque.

 

Próximamente, probaremos Hyundai Ioniq, así que estén muy al pendiente de Paréntesis y nuestro canal de YouTube para conocer este auto a fondo.

 

Versiones y precios:

GLS Premium: $381,900 pesos

Limited: $455,900 pesos.

Fuente y nota completa: Paréntesis.com

5 razones para considerar el híbrido Hyundai Ioniq