El país busca reducir a 10 millones de toneladas de dióxido de carbono durante los próximos cinco años.
Fuente y nota completa: Paréntesis.com

Alemania no quiere autos de gasolina o diésel para el 2030