Tras conocerse la noticia de que Apple ralentiza algunos iPhone viejos, ciertos usuarios se sintieron engañados y decidieron presentar una demanda contra la compañía de Cupertino, al considerar que el gigante tecnológico prácticamente los orilló a comprar un iPhone nuevo, debido, ellos creían, a problemas con el procesador, cuando en realidad todo tenía que ver con la batería.

 

Los inconformes exigen que se inicie acción legal en contra de la marca de la manzana, además de que algunos piden un reembolso.

 

Sin duda, una situación incómoda para la compañía californiana, pero que también nos hizo cuestionar si esa práctica es propia de Apple o es algo común en los demás fabricantes.

 

The Verge se encargó de contactar a las principales compañías de teléfonos celulares y obtuvo algunas respuestas que nos ayudan a ampliar el panorama respecto a la situación.

 

De acuerdo con la publicación, un vocero de HTC explicó que diseñar teléfonos para para ralentizar su procesador conforme su batería envejece, “no es algo que hagamos”.

 

Por su parte, un representante de Motorola fue claro al asegurar que “nosotros no controlamos el rendimiento del CPU con base en baterías viejas”.

 

Sony indicó que una declaración al respecto llegaría después de las fiestas decembrinas, mientras que Samsung, el principal competidor de Apple, refirió que la compañía estaba investigando al respecto.

 

Evidentemente, éste es un tema que seguirá desarrollándose en las próximas semanas, por lo que estaremos al pendiente para tener toda la información al respecto.

 

Nota relacionada: Apple enfrenta más demandas por ralentizar iPhone viejos

Fuente y nota completa: Paréntesis.com

¿Qué otros fabricantes ralentizan sus teléfonos viejos?