Hace unos días ExxonMobil y Grupo Orsan iniciaron las operaciones de ocho estaciones de servicio bajo la marca Mobil en Querétaro. Durante el primer trimestre de 2018 se estarán abriendo más de 50 gasolineras en la región del Bajío.

 

ExxonMobil es la primera compañía en aprovechar al máximo el nuevo modelo energético mexicano y en brindar una oferta integral de productos a lo largo de toda la cadena de suministro de combustibles. 

 

Las gasolineras en México serán abastecidas de gasolina y diésel de las refinerías de ExxonMobil en Texas. Ambos combustibles serán distribuidos por tren a través de dos terminales de combustible ubicadas en San Luis Potosí y San José Iturbide.

 

Nota relacionada: ExxonMobil abre sus primeras gasolineras en México

 

Proceso para traer gasolina a México

 

 

–Todo inicia en las refinerías de ExxonMobil en Texas, ahí se producen los combustibles para nuestro país.

 

–El combustible se carga en trenes unitarios y se transporta por red ferroviaria a nuestro país.

 

–Ya en México, el producto llega a las terminales privadas de combustibles en San Luis Potosí y San José Iturbide, ahí son almacenados previo a su distribución.

 

–El combustible es cargado en pipas privadas para iniciar su distribución a las gasolineras Mobil. 

 

Cabe señalar que ExxonMobil también implementará el programa llamado Combustible Garantizado. Este programa consiste en visitas periódicas por parte de laboratorios itinerantes a las gasolineras, para asegurar que los combustibles cumplan con los altos estándares de calidad de ExxonMobil, y que los consumidores reciban la cantidad exacta al momento de su compra.

 

 

El programa contará con el apoyo de una compañía independiente que se especializa en inspección, evaluación de productos y certificación.

 

Fuente y nota completa: Paréntesis.com

Así es como ExxonMobil importa su propia gasolina a México