Dos nuevos estabilizadores de DJI fueron presentados en CES 2018, se trata del Osmo Mobile 2 y el Ronin-S. El primero es para usar la cámara de cualquier smartphone, y el segundo es especial para cámaras réflex como Canon o Sony.

 

El Osmo Mobile 2 tiene un diseño ligero y cuenta con tecnología SmoothTrack, que detecta cómo se mueve la cámara y la compensa, por lo que las tomas saldrán más suaves y “cinemáticas”. Con este estabilizador es posible capturar fotografías en distintos modos, como slow motion y panorámico, entre otros.

 

Una de las ventajas principales de Osmo Mobile 2 es la batería, que tiene una duración de hasta 15 horas, un logro significativo si lo comparamos con las 5 horas que ofrecía la versión pasada de Osmo Mobile. Además, en esta nueva versión se mejoró la experiencia de usuario, simplificando todos los controles, para que todo fuera más parecido a manejar una cámara profesional, así lo explicó DJI.

 

Osmo Mobile 2 podrá adquirirse en preventa a partir del 23 de enero por un precio aproximado de $129 dólares en la tienda de Apple.

 

 

Un estabilizador DJI para DSLR

 

Por su parte, el Ronin-S es el primer estabilizador de 3 ejes para cámaras reflex, el cual es compatible con Canon 5D, Panasonic GH y Sony Alpha con una amplia combinación de lentes.

Este estabilizador también es compatible con otros accesorios DJI Pro, además tiene monturas de accesorios múltiples, que brindan soporte para micrófono, luz LED y un transmisor de video inalámbrico, lo que lo hace mucho más competitivo.

 

El precio de Ronin-S aún se desconoce y podría salir a la venta en la segunda mitad de 2018.

 

Fuente y nota completa: Paréntesis.com

#CES2018: Así son los dos nuevos estabilizadores de DJI