Científicos de la Universidad de Tokio descubrieron un nuevo tipo de cristal, el cual puede reparar sus propias fisuras, según reporta el sitio Japan Today.

 

De acuerdo con la información, su origen no tiene nada que ver con el ADN de Wolverine y se trató de un mero accidente mientras desarrollaban nuevos tipos de adhesivos.

 

Cualquiera que sea el caso, lo sorprendente es que dos piezas pueden pegarse nuevamente en segundos, sólo hay que aplicar una fuerte presión.

 

¿Te imaginas cuando esta tecnología llegue a la pantalla de los celulares? Definitivamente, más de uno será feliz, sin embargo, tendremos que esperar un poco, pues el nuevo cristal apenas está en fase temprana de desarrollo.

 

 

No es la primera vez que vemos un material que se repara solo. Los LG G Flex y G Flex 2, por ejemplo, presumen un cuerpo de plástico capaz de regenerarse de pequeños rayones.

Fuente y nota completa: Paréntesis.com

El cristal autorreparable que podrían tener los celulares