Tal como lo prometió, Samsung develó su nuevo procesador, el Exynos 9810, el cual promete ser un "catalizador clave para la innovación en plataformas inteligentes, tales como teléfonos, computadoras personales y automotriz para la próxima era de la inteligencia artificial". 

 

A través de un comunicado, el fabricante surcoreano detalló que el chip fue construido con base en el proceso FinFET de 10 nanómetros de segunda generación. En otras palabras, es más pequeño, más rápido y más inteligente que sus antecesores.

 

Asimismo, tiene ocho núcleos, de los cuales cuatro corren a 2.9GHz, mientras que los otros han sido optimizados para tener una mejor eficiencia.

 

El Exynos 9810 cuenta el primer módem LTE de 1.2Gbps integrado y un sofisticado procesamiento de imagen con aprendizaje profundo.

 

Esta nueva tecnología le permite, por un lado, reconocer personas y objetos en fotografías de manera precisa, y por otro, escanear el rostro de una persona en 3D a través de sensores de profundidad (similar a lo que hace la cámara TrueDepth del iPhone X) para un reconocimiento facial híbrido.

 

Asimismo, el Exynos 9810 tiene una unidad de procesamiento de seguridad para salvaguardar datos vitales como información facial, de iris y de huellas digitales.

 

Samsung indicó que su nuevo procesador ya se encuentra en la fase de producción en masa y que será presentado durante el próximo CES, en Las Vegas, que se celebrará del 9 al 12 de enero.

 

El Exynos 9810, si no pasa nada extraordinario, será el procesador de los que serían los próximos celulares estrella de samsung, Galaxy S9 y S9+. 

 

Nota relacionada: Imágenes del Galaxy S9… ¡de un fabricante de accesorios!

Fuente y nota completa: Paréntesis.com

Exynos 9810 hace cosas similares al chip del iPhone X