Cada mes, en México, se olvidan alrededor de 28 mil objetos en Uber. Si parecen muchos es porque los mexicanos somos los más distraídos: seis de cada 10 artículos que se pierden en hispanoamérica, son del país.

 

 

La buena noticia es que el 93% de los productos reportados como olvidados, es recuperado y devuelto a su dueño, indica la agencia de relaciones pública de Uber en México. 

Pero ¿qué tipo de objetos “dejamos” en el Uber? En la siguiente lista, checa qué pertenencias han sido las más olvidadas y las más curiosas, y que los conductores han encontrado en sus vehículos luego de un viaje. 

Los más olvidados:

1. El celular 

2. La cartera o dinero en efectivo

3. Identificaciones

4. Cargadores

5. Lentes

6. Ropa

7. Cosméticos

8. Audífonos

8. Compras (ropa, supermercado, comida, etc.)

10. Mochilas (muchas de ellas con computadoras) 

Los más curiosos:

1. En diciembre pasado, unos papás en Coahuila olvidaron a su hijo. El conductor, al darse cuenta unas calles después, regresó al destino para reunir de nuevo a la familia.

2. Un perro

3. Pizza y tacos 

4. ¿Una olla de tamales?, sí. Mientras el dueño reclamaba esta pertenencia, el conductor guardó la olla y la dejó en su casa. No contaba con que sus hijas no aguantaron el antojo y comieron algunos tamales. El usuario de Uber comprendió perfectamente la situación.

5. Vestido de novia 

 

Lo más raro: 

1. Máquina para hacer hielo

2. Pantalla de 55 pulgadas

3. Bata de baño

4. Secadora de pelo

5. Boletos para un concierto

6. Una biblia negra

7. Una llanta

8. Juguete sexual 

9. Una bicicleta

10. Un zapato con un calcetín

Pero ¿qué pasa con el 7% que no recupera sus pertenencias? Aquí están aquellos objetos que no necesariamente fueron olvidados en el Uber; aquellas pertenencias que los usuarios mandan como si Uber fuera mensajería, pero nadie está en el destino para recibirlas; o bien, aquellos objetos que no quedan a simple vista del conductor y pueden esconderse entre los asientos, o incluso caerse al abrir la puerta, indica la agencia de relaciones públicas.  

Fuente y nota completa: Paréntesis.com

Lo que olvidan los mexicanos en el Uber