Los rumores apuntan a que Apple incorporará la tecnología Face ID en todos los iPhone de este año. Se ha dicho que la compañía planea lanzar tres versiones este año: dos modelos con pantallas OLED de 5.8 y 6.5 pulgadas, y uno más con display LCD de 6.1 pulgadas.

 

Hoy, DigiTimes reporta que el gigante tecnológico iniciaría la producción de prueba de sus nuevos teléfonos durante el segundo trimestre de 2018 para evitar retrasos en los envíos, como se dice que sucedió con el iPhone X, principalmente por la implementación de su reconocimiento facial. 

 

De acuerdo con las fuentes del diario surcoreano, las ventas del iPhone 8, 8 Plus y iPhone X han sido menos de las esperadas, por lo que “el inicio de la producción de prueba ayudaría a impulsar las fechas de entrega para los iPhone de 2018”.

 

Los proveedores podrían incrementar sus ganancias durante el segundo trimestre si Apple es capaz de entregar los nuevos teléfonos a principios del tercer trimestre del año, consideran las fuentes.

 

Regularmente, Apple lanza los nuevos modelos de iPhone a mediados de septiembre, que es cuando inicia su preventa, mientras que los envíos empiezan a finales de ese mes.

 

El año pasado, el iPhone 8, iPhone 8 Plus y iPhone X vieron la luz este mes; los dos primeros salieron de acuerdo a lo programado, pero el último salió a la venta hasta principios de noviembre.

 

Nota relacionada: Sucesor del iPhone X podría ser más barato

 

Bonus: reseña del iPhone X 

Fuente y nota completa: Paréntesis.com

Los iPhone de 2018 sí llegarán a tiempo