Los Juegos Olímpicos Río 2016 llegaron a su fin; varios atletas se consolidaron y otros se despidieron con esta edición. Parece que lo único que queda es esperar a Tokyo 2020, sin embargo, es posible continuar con la fiebre olímpica. 

 

A continuación, te presentamos cuatro wearables que podrían hacer que ese instinto deportivo que creció en ti durante los últimos días, sea una realidad. 

 

Gear IconX 

Cuando hablamos de wearables, generalmente pensamos en bandas y relojes, sin embargo, las opciones se están diversificando, y una de las más disruptivas hasta el momento son los nuevos audífonos de Samsung, que además de ser Bluetooth para eliminar los cables del camino, tienen sensores de actividad.

 

Con estos audífonos –que no están conectados entre sí por ningún cable– puedes escuchar música por hasta seis horas, ya sea la que llevas en tu celular o en la memoria interna de los auriculares. Pero no solo eso, también permiten monitorear los latidos de tu corazón y otros datos sobre tus caminatas o carreras, gracias a su sensor de frecuencia cardiaca. 

 

Si eres de los que se inscriben constantemente a carreras y maratones, o simplemente te gusta correr por las mañanas, los Gear IconX tienen el equilibrio perfecto entre diseño y funcionalidad. El único inconveniente es que su batería tiene una duración muy limitada frente a otros audífonos wireless, así que si te los compras, toma en cuenta que sí están muy enfocados a sesiones deportivas.

 

Da clic aquí para ver más sobre Gear IconX.

 

Polar A360 

Polar es una de las empresas con mayor experiencia en el deporte. Su más reciente banda, la A360, tiene la peculiaridad de integrar el sensor de frecuencia cardiaca (antes debías usarlo de forma independiente). 

 

Es sumamente cómoda, y a pesar de que no sustituye a un reloj inteligente, cumple con la función de mostrarte todas las notificaciones de tu celular (no puedes interactuar ni responderlas, pero es una excelente segunda pantalla). Además, el hecho de que su batería dure muchos días más que un smartwatch, le da la ventaja de registrar por más tiempo tus actividades.

 

Con la ayuda de su aplicación móvil, A360 no solo te dice cuántas calorías has quemado y cuántos pasos has dado en el día, sino que se convierte en un entrenador personalizado. De esta forma, sabrás con exactitud tu progreso en cada categoría, además de que registra el descanso que le das a tu cuerpo, ya que recolecta información de tu sueño. 

 

Aquí puedes ver más sobre Polar A360.

Gear Fit 2 

La opción fancy de las bandas deportivas es el nuevo Gear Fit 2, ya que cumple con todas las funciones de monitoreo de actividades y además tiene la pantalla más bonita de todos los de su categoría, gracias a la tecnología Super AMOLED de Samsung. 

 

A diferencia de la primera generación, viene con GPS, lo cual implica que puedes salir a correr o ejercitarte sin necesidad de llevar el celular a todos lados. Cuando vuelvas a conectarlo, podrás ver los datos de la ruta que seguiste, la distancia y la velocidad. Incluso, si llegas a perderlo, podrás localizarlo, pues no necesita estar conectado a Internet para el intercambio de información. 

 

Lo recomendamos para personas que realizan actividad física regular y buscan algo lo suficientemente atractivo para funcionar como accesorio, ya que no solo puedes conseguir la correa en diferentes colores, sino varias carátulas para darle estilo.  

 

Conoce más del Samsung Gear Fit 2 aquí.

Fitbit Blaze 

Fitbit es otro de los consentidos de los usuarios geek-deportistas, ya que sin tener un sistema operativo muy complejo, realiza desde hace mucho tiempo los beneficios que otras marcas anuncian como novedad. Específicamente, el modelo Fitbit Blaze tiene sensor de frecuencia cardiaca, GPS, pantalla táctil a color con animaciones atractivas sobre los ejercicios que puedes realizar, monitoreo de sueño, notificaciones de tu celular en pantalla y control de música. 

 

Si decides entrenar con uno de estos, es importante que te familiarices con la aplicación móvil, ya que ahí es realmente donde sucede la magia, pues arroja información detallada sobre cuánto tiempo del que hiciste ejercicio, realmente quemaste grasa, y eso gracias al sensor de frecuencia cardiaca. 

 

Con la función SmartTrack, reconoce y registra automáticamente en la aplicación los ejercicios que haces, de esta forma, te puedes concentrar 100% en tus actividades. 

 

Da clic aquí para saber más de Fitbit Blaze

Fuente y nota completa: Paréntesis.com

¿Motivado por Río 2016? Ponte en marcha con estos wearables