Mazda se pone agresivo y lo hace bajo el nombre SkyActiv-X. Conocimos su nuevo motor el cual cambiará la forma de disfrutar de sus vehículos. Con el nuevo propulsor, básicamente buscaron evolucionar el de combustión de hoy en día, siguiendo los principios de funcionamiento de un motor Diésel.

 

Fuimos a Irvine, California, al Centro de Tecnología de Mazda para manejar un prototipo del motor SkyActiv-X, específicamente, de un Mazda 3. Además de contar con este motor de nueva generación, el chasis, suspensión y transmisión también se adaptaron para realizar pruebas y mostrarnos un poco de lo que será Mazda… por ahí del 2019.

 

Las mayores ventajas del motor SkyActiv-X son: 30% menos emisiones de CO2, consumo de combustible mínimo y conducción al más puro estilo “Zoom-Zoom”.

 

 

En este caso, la firma japonesa desarrolla lo que muy probablemente harán casi todos los fabricantes: un motor a combustión mucho más eficiente, más limpio y que resulte ser la mejor alternativa en motores híbridos y eléctricos.

 

Mazda es una firma que no sólo se ha enfocado en fabricar autos hermosos. Además, la ergonomía y calidad de materiales de autos como el Mazda 2 o la CX-9 son de las mejores. Ahora bien, en cuestiones de manejo, sabemos que Mazda se posiciona por arriba de muchas marcas –incluso por momentos delante de los alemanes– gracias las sensaciones de la transmisión, suspensión y sí, postura del conductor.

 

Mencionamos esto porque la tecnología SkyActiv-X no se limita al desarrollo de la siguiente generación de motores a combustión; sino también a la mejora de la transmisión, incorporación un chasis de mayor seguridad y, claro, perfeccionamiento de la configuración de la suspensión para que sea más agradable y termine por enamorarnos, algo que, dadas las condiciones de nuestras calles, agradeceremos bastante.

 

 

Ya puestos al volante del Mazda 3 prototipo, resaltan las sutiles sensaciones que transmite el motor. Cabe señalar que aún es un “prototipo” y las expectativas fueron altas desde el inicio.

 

Comprobar las mejoras en la suspensión y chasis fue un trabajo difícil porque “desgraciadamente” las calles de Irvine están en perfecto estado. Eso sí, el auto a prueba responde muy bien a despegues; incluso pudimos apreciar que el motor se mantuvo siempre cerca de las 3000 rpm. Por lo tanto, ya sea con transmisión manual o automática, la aceleración es uno de los principales atributos de este motor altamente eficiente.

 

 
“No podemos dejar de pensar en un auto híbrido con un motor a combustión SkyActiv-X, la eficiencia sería increíblemente agresiva y, aunque nadie lo dijo, suponemos que Mazda podría jugar un papel referente en la industria con autos híbridos”.

 

El futuro de Mazda también será autónomo

 

Por otro lado, Mazda ya está realizando pruebas de conducción autónoma “Mazda Co-Pilot” en Japón.

 

Denominado “SPCCI” (Spark Plug Controlled Compression Ignition), el avance de Mazda radica en que, con una chispa, la bujía permite al motor cambiar de la combustión a la compresión, sin darnos cuenta. Este detalle de ingeniería contribuye a la disminución drástica del consumo de combustible y emisiones de CO2. 

 

¿Y la potencia?

Dadas las circunstancias de desarrollo, los ingenieros de Mazda lograron una perfecta sincronía entre la temperatura, presión de inyección y la famosa chispa de las bujías.

 

¿El resultado?

30% menor consumo, más potencia y menos emisiones de CO2.

 

Para cerrar y como dato curioso, Mazda planea la introducción de autos eléctricos para el 2019 ¡Muy bien Mazda!
 

Fuente y nota completa: Paréntesis.com

SkyActiv-X, el futuro de Mazda está en un motor eficiente