Nintendo ha regresado como el grande que es con su Nintendo Switch, que ha logrado ganarse el corazón (y la billetera) de los más fans de la gran "N" y videojugadores más casuales.

 

Su éxito se debe a dos factores: por un lado, es una consola híbrida que se puede conectar al televisor o llevarse prácticamente a cualquier parte; por otro, sus títulos no vienen en discos, sino en tarjetas de memoria.

 

Mención aparte merece la calidad de su librería, que incluyen los aclamados Super Mario Odyssey y The Legend of Zelda: Breath of The Wild, este último con el título del mejor juego del año. 

 

Pero no todo es miel sobre hojuelas. Nintendo anunció que, debido a dificultades técnicas, será hasta el segundo semestre de 2019 cuando ponga a disposición las tarjetas de juego con capacidad de 64GB, reporta The Wall Street Journal.

 

Las tarjetas actuales tienen capacidad de 32GB de almacenamiento (los títulos más populares como The Legend of Zelda: Breath of The Wild o Super Mario Odyssey no superan los 16GB), por lo que algunos desarrolladores se quedarán con las ganas de subirse al tren del Switch al menos un año más.

 

No obstante, eso no preocupa a la compañía nipona, pues su consola acaba de alcanzar la cifra de 3 millones 178 mil 100 unidades vendidas en Japón (269 mil 684 colocadas entre el 18 y el 24 de diciembre).

 

De acuerdo con Nintendo, hasta el 12 de diciembre, había logrado vender más de 10 millones de Switch alrededor del mundo. La compañía espera que la demanda de su sistema se incremente en enero próximo.

 

Nota relacionada: Nintendo vende 10 millones de Switch

 

Bonus: reseña del Nintendo Switch

Fuente y nota completa: Paréntesis.com

Tarjetas de 64GB para Nintendo Switch, hasta 2019