Un problema con la pantalla de los iPhone 6 y iPhone 6 Plus, reportado como una “epidemia” en abril de este año, tomó fuerza mediática recientemente en sitios especializados y de información general, como iFixitEl País.

 

“La enfermedad táctil”, como se le ha bautizado, tiene como primeros síntomas la aparición de unas barras que parpadean en la parte superior de la pantalla de los celulares. Posteriormente, la respuesta táctil de la misma se va perdiendo poco a poco, hasta terminar totalmente inservible.

 

Existen dos teorías sobre el origen de este mal, que poco a poco cobra más víctimas. Se cree que uno de los dos circuitos integrados que intervienen en las acciones de toque en la pantalla, está defectuoso de fábrica.

 

La otra teoría indica que la capacidad de los iPhone 6 y iPhone 6 Plus de doblarse fácilmente, provoca una presión en la placa base, lo que puede resultar en la ruptura de las soldaduras que unen los circuitos integrados.

 

El problema aumenta cuando el usuario quiere darle solución. En los centros de reparación de Apple solamente pueden cambiar la placa base de manera completa (lo que resulta en un gasto importante), e incluso se insta a comprar un nuevo iPhone.

 

Por otro lado, si quiere cambiar solo los circuitos integrados, deberá recurrir a centros de reparación de terceros, lo que dejará inservible la garantía del teléfono.

 

Este problema habría sido resuelto en el diseño del iPhone 6s y iPhone 6 Plus, al cambiar la posición de los circuitos integrados dentro de la placa base, para evitar los desgastes provocados por las flexiones.

 

Nota relacionada: El iPhone 7 será presentado el 7 de septiembre

Fuente y nota completa: Paréntesis.com

Tu iPhone 6 podría estar ‘enfermo’