Sin duda, la nueva política de reemplazo de baterías de Apple es un buen movimiento para volver a ganarse la confianza de sus clientes, tras el escándalo de que la compañía californiana ralentiza sus iPhone viejos (por lo menos desde el iPhone 6) a través de actualizaciones, con el fin de evitar que se apaguen inesperadamente, principalmente.

 

Nota relacionada: Cambio de batería para iPhone viejos, sin condiciones

 

No obstante, Barclays considera que la decisión de los de Cupertino podría ser perjudicial para ellos, pues le “preocupa” que impacte de forma negativa en las ventas, toda vez que sean más los usuarios que prefieran cambiar la batería en lugar de comprar un teléfono nuevo, informa CNBC.

 

De acuerdo con Barclays, 77% de usuarios de iPhone es elegible para reemplazar la batería de sus celulares, es decir, unos 519 millones.

 

En el mejor de los casos, el 10% de ellos tomaría la oferta de Apple y cambiaría la batería de sus equipos, mientras que un 30% decidiría no comprar un teléfono nuevo este año, lo que pone en riesgo la venta de 16 millones de iPhone, en otras palabras, una caída del 4% al final del año.

 

La semana pasada, Apple publicó un comunicado en el que se disculpaba por la forma en la que ha manejado el tema de la ralentización, por lo que ofreció un descuento a sus clientes que quieran remplazar la batería de su iPhone, quienes sólo deberán pagar 29 dólares.

 

Nota relacionada: En 2018, subirán ventas de iPhone… ¿y las de Samsung?

 

Bonus: reseña de los iPhone 8 y 8 Plus 

Fuente y nota completa: Paréntesis.com

Ventas de Apple caerían por reemplazo de baterías: Barclays