El iPhone X es el mejor teléfono que Apple ha creado hasta la fecha. Luce una increíble pantalla OLED de 5.8 pulgadas, que se extiende prácticamente por todo el frente del celular, salvo por el famoso notch en la parte superior, el cual alberga los componentes para que funcione Face ID, su tecnología de reconocimiento facial. Sí, es hermoso y poderoso, pero tiene un defecto: su precio.

 

Y es que el iPhone X no se ha vendido como se esperaba, debido a su elevado costo (seamos honestos, no cualquiera va a pagar mil dólares o 23 mil 499 pesos). La situación no podría ser peor para compañía de Cupertino, pues se dice que este año lanzará tres nuevos teléfonos: dos con pantallas OLED y una versión más económica con pantalla LCD.

 

Nota relacionada: El iPhone más económico de 2018 podría costar 550 dólares

 

En su intento por impulsar las ventas de los iPhone con pantallas OLED, Apple estaría negociando con Samsung reducir el precio de producción de dicho componente de 110 a 100 dólares, reporta el diario surcoreano DigiTimes.

 

De acuerdo con la publicación, la compañía californiana planea comprar 100 millones de paneles OLED a Samsung en 2018. De éstos, 25 millones se utilizarían para el iPhone X actual; los 75 millones restantes se destinarían para la siguiente generación de modelos OLED de este año.

 

Según las fuentes, Apple compró 50 millones de paneles OLED a la surcoreana en 2017 y sus planes apuntan a continuar impulsando dicha tecnología en sus teléfonos.

 

Nota relacionada: Apple reduciría producción del iPhone X por la mitad

 

Bonus: reseña del iPhone X

Fuente y nota completa: Paréntesis.com

Apple 'regatea' a Samsung precio de pantallas OLED