Como parte de su compromiso por cumplir con el nuevo Reglamento General de Protección de Datos de Europa (GDPR, por sus siglas en inglés), Google anunció los cambios que ha estado realizando a lo largo de todos sus servicios.

 

Entre las modificaciones, la compañía actualizó su política de privacidad, “para que sea más fácil entender qué información recolectamos y por qué lo hacemos”.

 

Además, mejoró la navegación y la organización de ésta para que el usuario encuentre más fácil lo que está buscando.

 

Por otra parte, la compañía de Mountain View revisó los controles para que los usuarios puedan revisar su seguridad, privacidad, historial web, historial de ubicación, actividad y configuraciones de anuncios con mayor claridad. 

 

Con respecto a su Google Dashboard, "hicimos que éste sea más amigable en los dispositivos móviles, por lo que ahora es fácil de usar en diferentes dispositivos".  

 

Google también mejoró la portabilidad de datos. La herramienta Descarga tus Datos está añadiendo más servicios de Google y más controles de datos contextuales, así como creando una nueva configuración que ayude a las personas a programar descargas periódicas. 

 

Por otra parte, el GDPR indica que las compañías deben obtener el consentimiento de los padres para procesar los datos de sus hijos en ciertas circunstancias, por lo que el gigante informático creó Family Link, una herramienta para que los tutores puedan crear una cuenta de Google para sus hijos. 

 

Además, permite establecer reglas digitales en los dispositivos Android de los menores, como aprobar o bloquear aplicaciones.

 

Finalmente, la regulación impone nuevas obligaciones a Google, pero también a cualquier empresa que ofrezca servicios a personas en la Unión Europea. Así, ha estado trabajando con sus anunciantes, editores, desarrolladores y clientes de servicios en la nube, en las nuevas políticas.

 

El GDPR entra en vigor el próximo 25 de mayo. Aquí puedes leer todos los cambios que está haciendo Google de una manera más detallada.  

Fuente y nota completa: Paréntesis.com

Así es como Google mejora para ser más 'transparente'