Cuenta la leyenda que antes de Google Maps y Waze, todo aquel que se hacía llamar automovilista llevaba en la guantera un poderoso ítem con el que nunca perdería el rumbo: la Guía Roji.

 

“Guia Roji fue fundada en 1928, por el señor Joaquín Palacios Roji Lara, quien inició el negocio como un pasatiempo”, se lee en su página de Internet.

 

Tras su muerte en 1962, sus hijos Joaquín y Agustín se hicieron cargo del negocio familiar: publicaron nuevos mapas de las principales ciudades y el primer Atlas de las Carreteras de México.

 

Incursionaron en el formato digital a través del CD, DVD e Internet. Incluso, en 1993, lanzaron el primer software desarrollado totalmente en el país que incluyó cartografía de la Ciudad de México.

 

Sin embargo, tras 90 años en el mercado, la mítica Guía Roji no logra adaptarse al rápido cambio tecnológico y pierde la batalla ante servicios como Google Maps y Waze, por lo que se declara en bancarrota.

 

Este tipo de apps móviles tiene la virtud de mostrar diferentes capas en los mapas en tiempo real, así como lugares de interés, desde restaurantes hasta gasolinerías. 

 

El caso de la quiebra de Guí Roji se encuentra en el Juzgado 7° de Distrito en Materia Civil en el Estado de Jalisco. Lo que sigue es que las autoridades competentes determinen si la empresa está en condiciones de declararse en quiebra.

Fuente y nota completa: Paréntesis.com

El fin de una leyenda: Guía Roji se declara en bancarrota