Nuevamente, el analista de KGI Securities, Ming-Chi Kuo, escribe algunas notas relacionadas con el próximo iPhone con pantalla LCD de 6.1 pulgadas.

 

 

En ellas, dice que Apple está rediseñando la tecnología táctil del nuevo teléfono, lo que podría hacer que éste sea más ligero y más duradero, pero también podría resultar en el sacrificio del 3D Touch, la tecnología que permite llevar a cabo distintas acciones en el iPhone, según la app que se presione.  

 

De acuerdo con Kuo, se espera que el teléfono use el desarrollo "cover glass sensor" (CGS), en el que el módulo táctil se mueve hacia el vidrio de la superficie. 

 

Este cambio de diseño implicaría agregar un sensor de película delgada, lo que elevaría los costos de los paneles táctiles de 23 dólares a 26 dólares. De cualquier manera, Kuo cree que el iPhone LCD será el más barato de los que se presenten este año.

 

Nota relacionada: El iPhone más económico de 2018 podría costar 550 dólares

 

El analista argumenta que es probable que Apple elimine la tecnología 3D Touch para mantener los precios bajos, pero permanecería en los dos modelos OLED de 2018, de 5.8 y 6.5 pulgadas. También refiere que CGS podría usarse en todos los iPhone a partir de 2019.

 

Aunque todo es posible, AppleInsider precisa que es poco probable que la compañía californiana descarte 3D Touch en este momento, ya que está muy entrelazado con iOS y algunas aplicaciones de terceros.

 

Desde hace un tiempo, Kuo ha dicho que los iPhone de 2018 tendrán prácticamente el mismo diseño que el actual iPhone X, por lo que incorporarían una pantalla de extremo a extremo y la famosa pestaña frontal que alberga los componentes de Face ID, la tecnología de reconocimiento facial de Apple. 

 

Sobre su mejor teléfono en la actualidad, no se ha vendido como se esperaba, debido a su elevado costo. En este sentido, los de Cupertino están negociando con Samsung reducir el precio de producción de las pantallas OLED. 

 

Bonus: reseña del iPhone X 

Fuente y nota completa: Paréntesis.com

El iPhone LCD de 2018 le diría 'adiós' a 3D Touch