La selección mexicana clasifica a la Copa Confederaciones con la 3-2 victoria contra Estados Unidos en Rose Bowl Stadium de Pasadena, California.

México recibe el trofeo de campeón de la Copa Concacaf