Una jueza federal de Manhattan determinó que Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, y sus subordinados (en específico su exdirectora de Comunicaciones, Hope Hicks, su secretaria de Prensa, Sarah Sanders, y su director de Redes Sociales, Daniel Scavino) no pueden bloquear a sus críticos para que dejen de ver sus cuentas de Twitter.

 

La jueza Naomi Reice Buchwald citó los principios de la Primera Enmienda, al sostener que la popular red de microblogging ofrece un foro donde las personas no solamente consumen información y opiniones de distintas figuras públicas, sino retroalimentación de funcionarios electos, así como tienen el derecho de hacerlo en un medio impreso o en lugares públicos.

 

Ella resumió el caso en dos preguntas: ¿un servidor público puede bloquear a alguien para que no vea su feed de Twitter con las protecciones de la Primera Enmienda? ¿Importa si ese servidor público es el presidente? La respuesta a ambas preguntas es "no", enfatizó.

 

“Ningún funcionario del gobierno, incluyendo el presidente, está por encima de la ley, y se supone que todos los funcionarios del gobierno siguen la ley”, aseveró.

 

Asimismo, escribió que espera que Scavino desbloquee a los críticos de la actual administración y no bloquee a otros en el futuro.

 

La decisión de la jueza rechazó una serie de disputas hechas en nombre de Trump, incluyendo que los demandantes carecían de legitimidad y que el presidente merecía una posición diferente por su alta posición.

 

El caso surgió en julio pasado, cuando siete ciudadanos e instituciones demandaron a Trump por haberlos bloqueado, lo que les impidió ver o responder a los mensajes de su cuenta.

Fuente y nota completa: Paréntesis.com

Trump no podrá bloquear más a sus críticos en Twitter